Nudismo Espontáneo

Una pareja entra a un cine (Cine Arte Alameda) y recoge los folletos desperdigados en la superficie de los mesones presentes en el lugar. Caminan, hablan y leen las revistas recogidas: en uno de ellos (de carácter naturista) se puede leer “En una zona del Cajón del Maipo se produce nudismo espontáneo”. Conversan sobre el fenómeno, se ríen y siguen conversando.
Tiempo después, el tipo conversa con alguien más y le comenta lo sucedido. Éste lo comenta a su vez y la noticia llega a oídos de un periodista, quien a su vez la comenta con un colega y, finalmente es escuchada por el director del departamento de prensa de un medio conocido. Un día posterior al año nuevo, el director se encuentra sin noticias para llenar la malla y duda entre alargar unas notas sobre turismo o resaltar algún dudoso fenómeno paranormal; entonces él se relaja y se acuerda del comentario, luego llama a su productor y le recomienda investigar en terreno.
Una periodista novata es encargada de ir al lugar de los hechos: con sorpresa ella descubre que la naturaleza del problema es similar a una paradoja magnética y que no tiene potencial como “chiste de cierre”. La nota resultante queda elegida, a nivel de comentario de pasillo, como la más extraña del día; posteriormente, como la más extraña de la semana. El revuelo posterior desembocó en investigación municipal y universitaria luego. Cada científico que entraba a la zona problemática perdía sus ropas automáticamente, sin variación alguna mostrada frente a los intentos de prueba de contramedidas. Caían sin modificación de comportamiento perceptible.
Analistas varios debatieron largamente sobre la naturaleza desconocida del fenómeno. El tema incluso fue tratado en el Consejo de Defensa del Estado. El presidente recomendó crear un volador de luces mediático y cambiar el foco de atención de la opinión pública, para luego bombardear el lugar. El decreto ley que autorizó tal curso de acción fue secreto y sólo será desclasificado en el año 2088.
Tales hechos tuvieron lugar: se descubrió a un prominente alcalde enredado en casos de trata de blancas y sociedades esclavistas clandestinas. La opinión pública lo crucificó en el acto, pero salieron nuevos antecedentes y nuevos antecedentes y el caso terminó como la odisea de un alcalde prominente para desbaratar a una red de trata de blancas y sociedades esclavistas clandestinas, año y medio después. Por supuesto, el nudismo espontaneo fue olvidado y sometido a una discreta operación de demolición a distancia.
Tres meses después de la operación secreta “Puño Moral”, un caso de nudismo automático fue informado a quince kilómetros de la zona original. Las especulaciones de las cúpulas dirigentes fueron francamente alarmistas, ya que el sujeto afectado (una dulce joven de precoces quince años) no presentó cambios en su condición a pesar del desplazamiento espacial al que fue sometido, cura original para las víctimas del fenómeno. Se teme la existencia de una cifra negra de afectados por la propagación del llamado “Nudismo Espontáneo”.

Powered by Qumana

Anuncios
Published in: on enero 27, 2009 at 2:18 am  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://trincana.wordpress.com/2009/01/27/nudismo-espontaneo/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: