Exclamagación

Hoy fuí a grabar. Instalamos todo, pusimos las luces, prendimos las cámaras y lo demás es historia, la misma historia de siempre. Lo pasé bastante bien, la verdad, a pesar de la sensación de futilidad extrema que el ejercicio del audiovisual me transmite. ¿Porqué? porque lo que uno grabe o deje de grabar no le importa a nadie: ¿Qué problema soluciona un video? ¿Salva a los niños de la muerte, cura el cáncer, paga las deudas, embellece el cuerpo y el alma, incrementa la inteligencia, destruye la mentira y la mezquindad allá donde el video se proyecte? No, esa es la respuesta que encuentro en esta fuga de la realidad, donde quienes tienen hambre de ego se esconden. Quizá la respuesta sea una obra audiovisual que no sea fútil ni deshonesta, pero creo que tal propósito es bastante ilusorio: me recuerda una explicación que leí hace muchos años sobre los límites del universo y la imposibilidad de cruzarlos. Al atravesar, hipotéticamente claro, dichos límites, los átomos de nuestro cuerpo perderían partículas al mismo ritmo que lo hacen normalmente (ya que, hablando en estricta física, el mundo es permanente descomposición), por lo que "contaminarían" dicho espacio impoluto al convertirlo en una sopa de electrones y materia oscura, creando nuevo espacio tal como lo conocemos.

Powered by Qumana

Anuncios
Published in: on octubre 26, 2007 at 2:04 am  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://trincana.wordpress.com/2007/10/26/exclamagacion/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: